Seleccionar página

Qué ver en Ámsterdam, mi nueva ciudad favorita

por | Ene 25, 2023 | Noticias | 0 Comentarios

No me digas más: si estás aquí es porque andas buscando inspiración sobre qué ver en Ámsterdam, ¿cierto?

Pues déjame decirte que has llegado al lugar ideal. Hace poco viajé a Ámsterdam, ciudad que confieso que no había tenido la suerte de visitar hasta ahora. Y la verdad es que hay tal cantidad de lugares interesantes que ver en Ámsterdam, que reconozco que ha cumplido mis expectativas de sobra.

Hasta tal punto que se ha convertido en una apuesta segura para volver.

Si tuviese que definir esta ciudad con tres palabras, sin dudar serían canales, bicicletas y flores (sí, también la que se fuma, jeje).

Así que te invito a que sigas leyendo porque a continuación te voy a contar los principales sitios que ver en Ámsterdam, así como ideas y recomendaciones para disfrutar a tope de tu viaje.

¡Comenzamos!

Curiosidades sobre Ámsterdam

Presta atención, que voy a contarte un montón de curiosidades que vas a ver en Ámsterdam.

Las bicis en Ámsterdam

Ámsterdam es una ciudad diseñada a base de canales artificiales que la rodean en forma de anillo. Unas de las cosas que ver en Ámsterdam que más me llamó la atención es la cantidad de bicicletas que pedalean por sus calles. Cada persona tiene de media dos bicicletas para desplazarse unos 11 km al día.

El verdadero origen de los tulipanes

Otro de los símbolos de la ciudad es su reina de las flores, el tulipán. Acerca de esto, te voy a contar una curiosidad.

Aunque te parezca mentira, el tulipán no es originario de aquí, sino que fue cosa de un embajador de los Países Bajos. Parece ser que el diplomático quedó prendado de esta flor en su lugar de origen, la actual Turquía, y decidió traer la especie a Holanda.  Tal fue la acogida de esta nueva especie, que pronto se hizo superpopular y decidieron adoptarla como la flor nacional.

¿Holanda o Países Bajos?

Estoy seguro de que más de una vez has dudado si llamar al país Holanda o Países Bajos. Y es que la cosa tiene su intríngulis, te lo explico en un plis plas.

El nombre oficial de este estado es Países Bajos. Es cierto que popularmente se conoce como Holanda, pero plano en mano, el nombre de Holanda corresponde únicamente a dos de sus provincias: Holanda del Norte (donde está Ámsterdam) y Holanda del Sur, donde se ubican ciudades como Rotterdam o La Haya.

Hace años las dos Holanda pusieron en marcha una campaña de promoción titulada We are Holland (Somos Holanda) que se popularizó rápidamente e hizo que a nivel internacional se comenzara a llamar al país tal cual, Holanda.

Pronto el resto de provincias protestaron, por lo que el Gobierno rectificó e instauró de manera oficial el nombre de Nederland o Países Bajos en español.

¿Y de dónde viene el nombre de Ámsterdam?

Pues este nombre se compone de dos palabras: Amstel, que es el río que atraviesa la ciudad y Dam, que significa presa o dique.

Es un país de religión protestante. Prueba de ellos es el símbolo del gallo que decora la torre de sus iglesias. Ojo, que este animal no está escogido al azar, ya que el hecho de que sea el más madrugador del reino animal confiere al pueblo neerlandés como religión de vida el esfuerzo, la superación y el trabajo.

O al menos eso es lo que dicen ellos.

En los Países Bajos también tienen monarquía

Su actual rey es Guillermo Alejandro, de la familia real Orange Nassau. Ahora presta atención, que voy a preguntarte algo:

¿Con qué color identificarías a los Países Bajos?

Nota: la bandera nacional del país tiene los colores rojo, blanco y azul.

Eso es, ni rastro del naranja.

¿De dónde viene entonces esto?

Pues justo del apellido de la familia real, Orange (naranja).

Por su parte, la reina Máxima no es holandesa, sino Argentina. Y aunque al principio hubo ciertas tiranteces con la familia real y el pueblo neerlandés, lo cierto es que a día de hoy todo el mundo la adora.

Otro cotilleo: el rey Guillermo es de profesión piloto comercial de KLM , las líneas aéreas holandesas. Y para mantener su carnet de piloto, a pesar de dedicarse de lleno a la actividad real, tiene que hacer tres vuelos al año. Así que presta mucha atención en tu próximo vuelo con la KLM, que igual te saluda un piloto de nombre Guillermo.

Qué ver en Ámsterdam: seguimos en los cielos

El aeropuerto de Ámsterdam es el de Schiphol.

Para llegar desde allí hasta el centro de la ciudad, la opción más económica es coger el tren hasta Central Station. Puedes comprar el billete en las máquinas del mismo aeropuerto y cuesta unos 5€.

Lo mejor de todo es que en tan solo unos 10 minutillos te plantas en la Estación Central de Ámsterdam, que además te adelanto que es uno de los edificios más bonitos e impresionantes de esta ciudad.

A decir verdad, de todo lo que ver en Ámsterdam, lo primero que me impactó fue el aroma a marihuana. Como ya sabes, aquí el consumo de cannabis está legalizado y, aunque solo se permite su consumo en los denominados coffee shops, la realidad es que la policía hace la vista gorda y si no creas problemas no te dicen nada.

Además de sus coffee shops, otros establecimientos que visitar en Ámsterdam muy populares son las tiendas donde venden productos relacionados con el cannabis: lollypops, muffins, brownies, etc.

Otro lugar muy típico del centro de la ciudad es el Barrio Rojo. Si lo visitas, te darás cuenta de que está lleno de turistas y curiosos mirando todos los escaparates, tiendas y espectáculos relacionados con el sexo.

Cómo moverte durante tu visita a Ámsterdam

Una vez tengas creado el listado de lugares que visitar en Ámsterdam, verás que moverte por la ciudad es muy sencillo.

Si prefieres caminar, puedes hacerlo sin darte grandes caminatas, dado que el centro tiene un radio máximo de unos 3 km. Para los desplazamientos más alejados, lo ideal es coger el tranvía, el metro o los barcos fluviales.

Nosotros optamos por el tranvía. Actualmente, Ámsterdam tiene 16 líneas de tranvía de la compañía GVB que conectan la ciudad de norte a sur y de este a oeste. Una de las líneas más populares es la 2, ya que pasa por muchos sitios de interés que ver en Ámsterdam como el Mercado de las Flores, Leidseplein y la Plaza de los Museos. También te permite contemplar durante su recorrido los canales más famosos de la ciudad.

El servicio de tranvía está en funcionamiento todos los días desde las 06:00 hasta las 00:30 aproximadamente. Puedes comprar los tickets según el tiempo que necesites, y van desde 1 hora hasta 2 días. Para que te hagas una idea, el billete sencillo que vale para 1 hora tiene un coste de unos 3€.

Se pueden comprar en el mismo tranvía y no olvides picarlo tanto en la subida como en la bajada.

Los horarios y frecuencias de los tranvías (y metro) pueden consultarse en el sitio oficial de GVB.

La gastronomía que ver en Ámsterdam (¡y degustar, claro!)

Sobre la comida de Ámsterdam, lo cierto es que no hay una gastronomía tan rica como en otros países, pero si te gusta la cocina internacional, estás de suerte. Hay un montón de restaurantes de todo tipo, pero los que más abundan son los restaurantes italianos y los argentinos.

Aún así, debes saber que el plato más típico de Ámsterdam son las patatas fritas, que suelen venir acompañadas de varias salas. Si puedes, llégate a probar las de Manneken Pis en Damrak 41, ¡están buenísimas!

Otra delicia que me gustó especialmente fueron los stroopwafles, una especie de galletas de barquillo con caramelo. Para probar las mejores y más afamadas, debes ir a Van Wonderen, en la calle Gasthuismolensteeg 3. Aunque tampoco tienen desperdicio las galletas de jengibre, los bitterballen (unas bolitas rebozadas rellenas de carne y puré de patatas) y por supuesto, el rey de la gastronomía holandesa: el queso.

Verás tiendas de quesos por todos lados y de todos los tipos. De lavanda, de trufa, de champán, de jalapeños… Nosotros nos trajimos un queso ahumado para casa que está rico, rico. 

Un último secretillo: si te gusta la tarta de manzana, la mejor es la que sirven en Winkel 43 (de nada 😉).

Sitios que ver en Ámsterdam y alrededores

Para visitar la ciudad, nos decidimos por hacer una excursión guiada en bicicleta con nuestros compañeros de Ámsterdam en Bicicleta, una empresa española que te recomiendo que contactes si te gusta esta forma de ver la ciudad.

A mí me gustó muchísimo y quedamos encantados. Sobre todo, con el pedazo de trabajo que se marcó nuestra guía Verónica, ¡estuvo genial!

De los lugares que más me llamaron la atención durante la visita fueron el Palacio Real, la Plaza Dam (Koninklijk Paleis), la Oude Kerk (Iglesia Vieja), o Begijnhof.

La mejor opción para visitar estos lugares interesantes que conocer en Ámsterdam es hacerlo en compañía de un guía experto que te va contando la historia de cada sitio, anécdotas, leyendas… Y te facilita mucho la logística y organización de la visita.

Así que si quieres seguir mi recomendación, haz clic aquí para ver todas las visitas guiadas que puedes disfrutar en Ámsterdam.

Los museos de Ámsterdam

Un lugar que ver en Ámsterdam que me gustó mucho y que te recomiendo que no te pierdas es el Museo Van Gogh. Lo ideal es que reserves tu entrada, de modo que no tengas que esperar la inmesa cola que suele haber. Otros museos muy importantes de la ciudad son el mencionado RijsMuseum (donde está el famoso auto retrato de Van Gogh y obras de Rembrandt) y el Museo Moco de arte moderno, que expone una colección del grafitero-estrella Banksy.

Pero hay más lugares interesantes que ver cerca de Ámsterdam

Una de ellas es Zaanche Schans. Se trata de un lugar muy pintoresco que ver en Ámsterdam, como sacado de un cuento. En el siglo XVII era un pueblo industrial muy importante lleno de molinos de viento (hasta 600 llegó a haber) y casas de pescadores. Cuando llegó la Revolución Industrial, esta actividad se quedó obsoleta y estuvo a punto de desaparecer en la zona.

Pero, por suerte, en el siglo XX se consiguieron recuperar y reconvirtieron a Zaanche Schans en un pueblo-museo que exhibe con orgullo sus molinos de harina, el aserradero, la quesería… Este sitio que ver Ámsterdam es también conocido porque pintores como Monet y Rembrandt se acercaban hasta aquí para comprar pigmentos para sus obras, como la conocidísima La Ronda de Noche (expuesta en el RijksMuseum).

Otro atractivo de este pueblo es su Museo del Zueco, el zapato tradicional del país.

Los zuecos están hechos en madera de álamo. Antiguamente, para fabricar uno solo de este calzado, hacían falta más de 3 horas de trabajo. Pero ahora, gracias a la maquinaria actual, en tan solo 20 minutos tienes tu par listo. Hay zuecos con todo tipo de decoraciones y se ha convertido en unos de los souvenirs mas cotizados de esta zona.

Zuecos del Museo del Zueco de Ámsterdam

Otros pueblos que te recomiendo que no te pierdas son Edam, Volendam y Marken

También desde Ámsterdam se programan excursiones a ciudades algo más lejanas y muy interesantes como Rotterdam, Brujas o Amberes.

Bueno, espero que te haya gustado este recorrido por lo mejor que ver en Ámsterdam. Como te decía arriba, es una ciudad que me ha encantado por sus canales, sus paseos en barco, sus mercados de flores, sus molinos… ¡así que te animo a visitar esta maravillosa ciudad!

Y pasa seguir descubriendo lugares del mundo, te invito a que sigas leyendo el blog de Flipoviajes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest